Setas, trufas, paisajes de cuento… ¡¡Ven a Soria en OTOÑO!!

Setas, trufas, paisajes de cuento… ¡¡Ven a Soria en OTOÑO!!

Se acerca el otoño… ¡¡Ven a Soria a disfrutarlo!!

Son muchas las cosas buenas que tiene este último tercio del año, una de ellas, la preciosa estación del cambio: el otoño.
Septiembre tiene ese encanto de estar en medio y permitirnos el lujo de pensar y planificar aquellas cosas que nos gustaría hacer.

Nosotros os adelantamos lo maravillosa que es la provincia de Soria en los meses que vienen porque queremos que, a la hora de pensar en un posible viaje, tengáis en cuenta que más cerca de lo que creéis, podéis encontrar una tierra que os va a sorprender muy gratamente.

¿Nos acompañas?

Vamos a empezar hablando de lo evidente: los colores del otoño.

Está claro que la naturaleza quiere desvestirse mostrando su máxima belleza. Esos contrastes entre los rojos, ocres y dorados mezclados con los verdes de las hojas perennes y, a veces, los cielos de color plomizo que remarcan lo bello de una época que es mágica, es lo que nos espera en algunos rincones de la provincia de Soria en otoño.

Laguna negra: 

Destacar que este es uno de los lugares más visitados de nuestra provincia y las razones son evidentes: es un paraje precioso.

A 2000 metros de altura, custodiada por paredes de granito y bordeada por pinos esta laguna os fascinará por su aspecto oscuro y tenebroso.  El poder erosivo del hielo ha esculpido un paisaje que nos deja atónitos. Un lugar en el que no faltan las leyendas, el propio Machado escribió en 1912 que la laguna no tiene fondo y que está comunicada con el mar mediante cuevas y corrientes subterráneas.

Laguna negra soria otoño

Para llegar hasta ella hay que dejar el coche en el parking (cuesta 4 euros)  y andar 20 minutos durante 2 empinados kilómetros. Hay dos opciones para ascender, las dos preciosas, pero atravesar el bosque es, quizás, la más bonita.

Acebal de Garagüeta: 

Como dato curioso de este lugar, os contamos que es el mayor bosque de acebos existente en la Península Ibérica y en Europa meridional.  Un total de 406 hectáreas de las cuales 180 son acebos que crecen de forma laberíntica. Se cree que su origen es natural y la belleza de su paisaje otoñal reside en la presencia de otras especies de árboles y arbustos de hoja caduca que crean un bellísimo contraste con el verde brillante del acebo.

Turismo Rural Soria

 

Sabinar de Calatañazor:

Si el acebal es un lugar único en Europa, este  sabinar forma parte del páramo más extenso y mejor conservado de la península y cuenta con algunos de los ejemplares más longevos y altos de toda España. que llegan a alcanzar los 14 metros de altura y los 5 metros de perímetro. Además, es la muestra de sabinar más espeso del mundo.
Casi nada, ¿Verdad?
Este espacio está incluido en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León.

Casa Rural Soria

 

Después de esta presentación no hará falta decir que las rutas por este paraje son una auténtica pasada para todo el mundo y, muy en especial, para los amantes de la observación de aves.

La Fuentona de Muriel:

El Monumento Natural de la Fuentona,  también conocida como Ojo de Mar, es uno de los seis monumentos naturales existentes en la Comunidad de Castilla y León. Está situado en las proximidades del pueblo de Muriel de la Fuente (Soria).

Este paraje y el del sabinar, son considerados como uno  por su cercanía, pero nosotros lo ponemos como lo que son, dos espacios independientes, porque creemos que bien merecen que os expliquemos un poquito de cada uno.

La Fuentona es el punto en el que nace el río Abión como una surgencia de aguas subterráneas.

Viajar a Soria en otoño

 

Si la visión de este lugar os deja asombrados, hay cosas que a simple vista no se ven y que son de lo más sorprendentes: bajo esas aguas transparentes, que no parecen muy profundas,  se encuentra un sistema de grutas total o parcialmente inundadas y nunca se ha conseguido llegar hasta el fondo. Los integrantes del programa “Al filo de lo Imposible” batieron un record en el 2003 al conseguir llegar a una profundidad de 50 metros en el sifón existente entre el fondo de La Fuentona y la primera cavidad porque nunca antes se había conseguido.
Desde entonces, numerosos equipos de espeleobuceo han intentado avanzar más, pero sigue siendo un misterio lo que se esconde tras estos sifones infranqueables. De hecho, hay numerosas leyendas sobre monstruos y seres fantásticos que viven en estas aguas y sus alrededores.

Aquí podréis ver un programa de “Al Filo de lo Imposible”  grabado en 2013

 

Cañón del río Lobos: 

Se trata de un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25 km.

Son muchos los senderos que lo recorren, aquí encontraréis los cuatro más destacados.

Nos vamos a detener un momento frente a la ermita de San Bartolomé, donde las leyendas y los mitos sobrevuelan la tierra que un día pisaron los caballeros templarios. El santuario se alza en el «Omphalos» o «centro del mundo», equidistante entre los dos puntos más septentrionales de la Península Ibérica: los cabos de Creus y Finisterre. 
Erigido en el siglo XII bajo los cánones del Románico-protogótico y rodeado de tres olmos centenarios, según dice la leyenda, el Apóstol Santiago, huyendo de los invasores musulmanes, saltó desde lo alto de uno de los farallones del cañón y la espada se le cayó al suelo revelando el lugar donde se edificaría la actual ermita de San Bartolomé.

Viajar por Soria en otoño

Un lugar que es parada obligatoria es el mirador de la Galiana, desde donde podréis contemplar la inmensidad del cañón. Desde aquí, las choperas son las que, serpenteando entre los roquedos, más destacan en otoño.

Ruta por el cañón del río lobos

La ermita de San Saturio:

Dejamos para el final una visita a nuestra capital, Soria, y a uno de los enclaves paisajísticos más bellos de toda la provincia: la ermita de San Saturio.

Construida sobre un peñasco a las afueras de la ciudad, a la ermita se accede por la cueva situada a sus pies.

Os recomendamos entrar a verla y completar así la perspectiva del paisaje desde dentro y desde fuera de la ermita.
La ermita actual se construyó a finales del siglo XVII, sobre el roquedal al lado del Duero, por el  arquitecto Pedro de Ajín. En 1968 la ciudad acordó reedificar una iglesia de nueva planta con el acuerdo de todos los vecinos.
Consta de varias salas y estancias adosadas a la roca de la gruta. Entre las principales destacan: la del Cabildo de los Heros, donde se celebraban las juntas de la hermandad de labradores, el oratorio de San Miguel, la sala del Cabildo y la del Ayuntamiento y el habitáculo del Santero de San Saturio, una habitación recreada al estilo del anacoreta que habitaba la ermita.

 

 

ermita de San Saturio otoño

Tenemos que volver a nombrar a Machado, ya que el camino que conduce a la ermita fue uno de recorridos favoritos.

Nos hemos centrado en este paraje, pero si hay algo cierto, es que toda la ribera del Duero soriana nos deja paisajes que son espectaculares.

 

Y por hoy nos despedimos adelantando que pronto nos pondremos otra vez manos a la obra en este blog para contaros que, en otoño, podréis disfrutar de una escapada DELICIOSA.
Ya os contamos hace poco que una de las cosas buenas de venir a nuestra tierra es lo BIEN QUE SE COME EN SORIA, y es que en la época que viene nuestra provincia es sinónimo de SETAS  y de la codiciada TRUFA y son muchos los eventos que giran a su alrededor, así que, preparaos para disfrutar de TURISMO MICOLÓGICO.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir Arriba